Plataforma de reunión de #acampadacala – Pedimos una Democracia Real Ya! – Toma La Plaza

Una de las primeras dificultades a las que nos hemos tenido que enfrentar tanto en Sol como en otras plazas es la de comenzar a trabajar de manera organizada una vez acabada la primera asamblea o concentración. Aunque los métodos de distribución de tareas pueden ser muy diversos, hay una buena manera para cubrir todas las tareas que es necesario realizar a la vez que se mantiene la esencial horizontalidad de la asamblea: consiste en separarse en grupos de trabajo o comisiones. Cada comisión se hace cargo de un conjunto de tareas similares, planificándolas, gestionándolas y posibilitando su ejecución. Las comisiones, en esa medida, trabajan de manera autónoma, tomando sus propias decisiones y montando sus propias reuniones. Ahora bien, antes de dar pasos de peso que afecten sustancialmente a la acampada, o de decidir cuestiones con contenido político, las comisiones deben de ratificar y evaluar sus propuestas en la asamblea. De lo contrario se crearían pequeños y exclusivos grupos de decisión que chocan de lleno con nuestra vocación de empoderamiento colectivo. Así pues, la división en comisiones trata de conjugar un trabajo independiente y eficaz con una coordinación asamblearia y horizontal.

Por supuesto, las comisiones son abiertas y tod@s podemos participar en ellas. Del mismo modo, todo el mundo puede lanzar propuestas a las comisiones para que las valoren y, en su caso, las lleven a cabo.

Chapas aparte, en Sol nos hemos distribuido en las siguientes comisiones: infraestructuras, comunicación, extensión, legal, alimentación, limpieza, respeto, dinamización de asambleas, información, enfermería, acción y, finalmente, coordinación interna. Son éstas, pero podrían haber sido otras. La cuestión es dejar claro qué tareas creemos es necesario realizar y quién ha de llevarlas a cabo. En Sol, a quien pueda interesar, la cosa queda así:

Infraestructuras: se encarga de montar la infraestructura necesaria para la acampada: carpas, stands o puestos de trabajo, distribución del espacio, instalación eléctrica (aquí en Sol, con generadores o grupos electrógenos), baños…etc. Para ello, recopila todo el material que vecinas y visitantes van donando a la asamblea. Así, cuando necesitamos material (lo que sea: desde maderas a bolis y cuadernos) nos dirigimos a los compañeros de infraestructuras y les preguntamos si lo tienen. También acudimos a ellos cuando queremos hacer algún apaño a los puestos donde estamos trabajando.

Comunicación: comunica al exterior qué ocurre en la acampada e informa de qué está sucediendo fuera. Dos tareas muy generales, interactuar con la prensa y utilizar las herramientas virtuales. En lo que respecta a la primera, comunicación cuenta con una flota de portavoces encargada de contestar las preguntas que los medios quieren lanzar a la acampada. En esa medida, han de ser sumamente objetivos y atenerse de manera muy estricta a las decisiones adoptadas por la asamblea: no pueden dar ninguna opinión personal. Ante las insistencias de los medios, han de hacer constar siempre la pluralidad que define a la acampada. Si la prensa quiere opiniones individuales, que pregunte a otra gente. En cuanto a las herramientas virtuales, la comisión de comunicación gestiona de manera muy activa una cuenta de correo, cuentas en redes sociales, y una web (que, como en otras ciudades, está alojada en tomalaplaza.net. Este dominio está abierto para alojar a todas las acampadas).

Extensión: trata de extender la protesta y la acampada en el espacio y en el tiempo. Explica qué está pasando y anima a otros sectores, colectivos o agentes sociales a participar a incorporarse: universidades, asociaciones vecinales, lugares de trabajo…etc. También tratan de diseñar el modo para que la autoorganización se replique en barrios y pequeños municipios. En coordinación con comunicación, echan una mano a las acampadas nacientes que pidan apoyo.

Legal: da cobertura legal a la acampada. En primer lugar, explica la situación jurídica de legalidad en la que se encuentra (según se haya pedido o no permiso, se corte o no la vía pública, se eleve construcciones o plante tiendas, nos encontremos en “días especiales”, según lo que digan las ordenanzas, etc.). Propone ideas y hace advertencias contemplando los posibles riesgos legales que puedan irse planteando. Por último, se encarga de mediar con la policía en caso de ser necesario. Rula ya por ahí un protocolo orientativo de cómo hablar calmada y eficazmente con ellos, y está disponible para quien lo quiera.

Alimentación: Recopila la comida y bebida que la gente va donando, la ordena y la prepara para todo aquél que ande por la acampada. Hay que ser sumamente conscientes de que no es una comisión de camareros a nuestro servicio. Hay que respetar los métodos de distribución de alimento que ellos libremente decidan. Nada de “eh, llevo aquí media hora y no me atiendes”. Pueden proponerse ideas a su comisión, pero calma y alegría, que todo el mundo quiere comer y es un trabajo que, si no nos portamos bien, puede quemar mucho.

Limpieza: piensa los métodos para que la acampada se mantenga limpia y a un bien nivel de higiene. No es un servicio de limpieza. Todos somos responsables de la mierda que generamos. Para empezar, de la nuestra. Y si por lo que sea vemos algo de basura abandonada, todos somos responsables de limpiarla. La comisión de limpieza, en todo caso, se encarga de facilitar esa tarea (colgando bolsas de basura por ahí, pensando métodos de reutilización, pidiendo material de limpieza…etc.).

Respeto: es una comisión de cuidados que vela por que en la acampada haya un general respeto mutuo. Si hay algún tipo de incidente, acude para mediar. Si algún grupo está actuando de manera indebida, faltando al respeto a los demás, con una conducta que contraviene los acuerdos colectivos, la comisión de respeto actúa. Media ante provocaciones. Previene situaciones de riesgo. La gente de esta comisión ha de combinar afecto con seguridad en sí misma (NOTA: esta comisión no fue creada hasta que la acampada creció muchísimo)

Dinamización de asambleas: Se encarga de preparar la metodología que ha de seguirse en la asamblea: confección previa de un orden del día, moderación, tiempos de intervención, sistemas de turno de palabra…etc.). Sugiere métodos de decisión colectiva, es decir, el modo en que la asamblea puede decidir sobre las propuestas que las comisiones vuelcan en la asamblea al inicio de la misma. Elabora el acta de la asamblea general.

Información: información para la gente que viene a preguntar qué ocurre en la acampada. Si cuando alguien nos pregunta algo que excede a las tareas de nuestra comisión y estamos muy saturados de trabajo, podemos remitirla al puesto de información. Necesita saber qué está pasando en la acampada, por lo que tiene que tener info actualizada del resto de comisiones. En Sol es la comisión de coordinación interna la que les hace llegar la información desde el resto de comisiones. También recogen posibles malestares entre comisión y comisión.

Enfermería: Recopilación de material sanitario y labores de enfermería

Acción: Organiza actividades en la acampada, proponiendo y canalizando propuestas que vienen de fuera, que pueden ir desde una conferencia a un evento más o menos lúdico. También propone y, en su caso, planifica acciones puntuales.

Coordinación interna: coordina las comisiones. Tiene que tener información actualizada de qué se está haciendo en cada comisión y saber en todo momento quién está disponible en cada comisión. Trata de recopilar las decisiones que van tomando los distintos grupos y a redistribuirlo al puesto de información. También coordina la información esencial a todas las comisiones (como los lugares donde se encuentra cada puesto), etc.

Bueno, pues este es un resumen muy general del asunto. Suena burocracias, es cierto, pero hay que decir que este modelo está dejando bastante espacio a la creatividad y, así, a la mejora.

Por lo demás, queda la cuestión de cómo se trabajan las propuestas con contenido social, político…etc. Es decir, eso del “¡pero si vosotros no proponéis nada!”. Pues menos lobos: en esto se trabaja a pleno rendimiento, aunque ahí las comisiones no tienen nada que ver (porque no son cuestiones organizativas de la acampada), sino que hay grupos de trabajo que recogen y elaboran asambleariamente las propuestas con contenido. En breve habrá otro documento sobre esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: